dimarts, 12 de febrer de 2008

Sevilla y Córdoba

A estas alturas, y ya que no he escrito nada hasta ahora, voy a intentar hacer un resumen de todo lo acontecido hasta entonces. He de decir que aunque por estas latit udes el cajero automático de La Caixa (del cual por cierto podría contar algún problemilla técnico) y el bus turístico (de la misma empresa que el de Palma) hablen en catalán, voy a escribir esto en castellano.
El sábado me levanté a las siete para coger el bus que me llevaría hasta Fabra i Puig, con metro hasta Catalunya y Aerobus. Fui a facturar y llegué a la puerta 25 donde empezó el mal llamado “embarque agil”, que de agil no tiene nada pues nos pasamos cuarenta minutos embarcando de la 30 a la 20, de la 10 a la 30…
Llegué a Sevilla donde me vino a buscar Antonio con su madre, que reconoció la genialidad (siendo ella pintora) de Miquel Barceló, que nos acompañó al lugar donde se encontraban Julia y Nuria.
Fuimos al piso de Julia a dejar mi ligero equipaje y partimos con el cercanías hasta San Bernardo desde donde fuimos a Prado a coger el famoso tranvía (de un recorrido de solo cuatro paradas y escasa velocidad) hasta Plaza Nueva viendo después la calle Tetuán y la calle Sierpes. Fuimos a comer al Burger King para dirigirnos a ver la catedral, la Giralda (adonde no pudimos entrar por el simple hecho de que faltaban cinco minutos para que cerraran, y no era cuestión de hacer una escalada exprés). He de decir que por esa zona una gitana se me acercó y me ofreció un brote de romero. No haré más comentarios.
Posteriormente nos dirigimos por Puerta Jerez hasta la Torre del Oro y hasta el Real Teatro de la Maaestranza, que estaba en jornadas de puertas abiertas y nos hicieron un recorrido por todo el teatro. En realidad fue un poco tostón la explicación pero estuvo bien en conjunto. Esto nos consumió bastante tiempo. Más tarde fuimos a tomar un café y Nuria se despidió de nosotros.
Antonio estaba muy activo y nos quería llevar a tapear por ahí. Al final nos quedamos en un solo bar, que era casi para nosotros solos. Más tarde cogimos un bus hasta Santa Justa desde donde nos subimos en el tren hasta Virgen del Rocio, la parada de Julia. He de decir que los cercanías de aquí no tienen, como en Barcelona, máquinas de esas que te piden el billete, además tienes que comprar el billete sencillo cada vez.
Después no nos fuimos a dormir hasta las tres y media aunque al dia siguiente nos tuvimos que levantar a las siete y media para ir hasta Santa Justa para subir en el regional hasta Córdoba. Allí nos recorrimos la ciudad. Fuimos por el barrio árabe, pr la judería... Como la mezquita no abria hasta las dos de la tarde salimos fuera donde nos montamos en un coche de caballos que nos dio un tour por la ciudad. A estas hora, no me voy a poner a contar todo lo que vimos ni todas las anécdotas que nos contó el cochero. El caballo se llamaba Cristobal y la broma costó cuarenta euros.
Más tarde fuimos a ver la sinagoga y el Alcázar de Córdoba, el cual no pudimos explorar en todo su esplendor porque cerraban en breve y la mezquita, que nos costó nada menos la entrada que 8 € (ni carnet jove ni ostias) para ver unas cuantas columnas que total ya salian en mis libros de texto.
Más tarde vivimos una odisea para encontrar una parada de un bus que nos llevara a Renfe. Estando ya de vuelta en Sevilla fuimos a Sevilla Este (barrio periférico de la ciudad) con la intención de ir al cine pero al final solo fuimos a cenar a un italiano.
Hoy por la mañana hemos ido en taxi, cuyo taxista escuchando RadiOlé y tarareando todas las canciones, a coger el bus turístico.
Mas tarde hemos ido a comer con Antonio (que hoy tenia clase y no se ha fugado, a diferencia de Julia) a, según el, un bar proletario. Yo he probado la sangre encebollada y jamón y queso.
Hoy por la tarde hemos ido a pasear por el centro donde hemos visto un via crucis, muestra de la religiosidad sevillana. También hemos visto, como dice Julia, Sevilla de noche.
Hemos ido al lado del campo del Sevilla a cenar al McDonalds y a ver En el valle de Elah (o algo similar). No haré comentarios.
Mañana ya vengo a Mallorca y como no he podido facturar online tendré que ir antes al aeropuerto.
Ah, por cierto. He probado el salmorejo y el flamenquín.

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Bueno, veig que s'anada cap a s'aeroport no te va anar gens malament. Lo dels embarques, más o menos com sempre, hi ha dies que esperes més i altres menos, però solen estar més temps de lo que toca.
I veig que, arribant devers les 12 a Sevilla vares tenir temps per fer moooltes coses antes de dinar (per cert, crec que a Barcelona també hi ha un carrer que se diu Tetuan, almenos hi ha parada de metro).
Sa veritat és que aquests dies han estat ben complets perquè has vist un caramull de coses i has tengut temps de mirar pelis i tot. Lo que si que crec és que arribaràs rebentat ;)
Per cert, que tal se va portar en Tòfol? (a part de cobrar-vos 40€)

Anònim ha dit...

Sí que n'has fet de coses!!! T'ha retut molt....
Aquí ja t'esperam!!!

Anònim ha dit...

Ola!
Espero que hayas llegao bien y q la puerta 1 no te haya dao problemas jajaja.
A esta entrada le falta la foto!! A ver si t las mandamos y la pones "der tiron" jaja.
Se me va a hacer raro eso de volver a a hablar contigo de nuevo por msn pero bueno. Disfruta de tus vacaciones, pero sobre todo duerme! jaja que creo q nos hace falta un dia entero de sueño pa recuperar el ritmo d vida normal.
Bueno, practica tu andaluz por tierras mallorquinas, a ver que te dicen por ahi cuando hables asi jajaj.
Me lo e pasao mu bien estos dias, espero que tu tambien.
Besos!!